domingo, 14 de abril del 202414 de abr del 2024

Todos los derechos reservados, propiedad intelectual ©2024 TZMG Media.

Pundonor y triunfo engalanan cuarta corrida en la Nuevo Progreso

Triunfa San Román; arañan la puerta grande

Con aroma a triunfo grande, como se presagiaba desde el anuncio del cartel de la cuarta corrida en la Feria de Octubre de la Nuevo Progreso, en Guadalajara, la tarde de ayer dejó nuestras de que México, tiene toreros, y que, los cuatro en el cartel, tienen con qué dar la cara por su país, pero también, hay esperanza en ellos de sacar la nueva figura del toreo nacional.

El triunfador de la tarde, por lo que a trofeos se refiere, fue el queretano Diego San Román. Hay en este torero todo lo necesario para una figura internacional. Ayer cuajó dos tremendas faenas a sus dos ejemplares, que, en el primero de ellos, de no haber sido por la ineptitud del juez de plaza que le negó las dos orejas, la Puerta Grande estaba garantizada para este joven coleta. Valor, oficio, poder y técnica, fueron calidades que el de Querétaro implementó para caer, de nuevo, de pie ante Guadalajara.

En su presentación en esta plaza, Isaac Fonseca dió muestra de pundonor, de humildad y de ganas de ser alguien en la historia del toreo mexicano. Con su segundo toro alcanzó el climax de su actuación, con una fena lucida con derechazos de buena factura que calron hondo en los tendidos de la plaza. Un estocada en todo lo alto pero de poco efecto, le obligó a únicamente recoger una ovación en el tercio.

Tanto Héctor Gutiérrez como Arturo Gilio, lidiaron con lo menos destacado del encierro, el cual por cierto fue pitado en un par de ocasiones por la percepción de la afición de que los dos astados, sexto y octavo, no cumplían con la edad y el trapío. Gilio mostró una prodigiosa mano izquierda que regaló fuertes olés en la afición, mientras que Gutiérrez tuvo momentos destacados, sin que pudieran concretar faena debido a las condiciones de sus bureles.